MÁS DE 10 AÑOS AYUDANDO A CREAR EMPRESAS HUMANAS
30 de Octubre de 2017

La importancia de un logotipo

El logotipo es una seña de identidad de tu empresa, una herramienta fundamental para que se nos identifique en el mercado.


La importancia de un logotipo

El logotipo es una seña de identidad de tu empresa, una herramienta fundamental para que se nos identifique en el mercado. Hoy en día no existe una sola compañía que no lo tenga, y cada vez la calidad de estos es mayor, de acuerdo a una serie de características básicas que cualquier buen logotipo debe reunir.

Diferente

La originalidad es muy importante de cara a diferenciarse de la competencia, destacando e impresionando, logrando así un elemento distintivo entre las muchas empresas que comparten tu actividad. Es interesante reunir las características principales de nuestra empresa para que así lo identifiquen con la compañía más fácilmente, esto es, que reúna la esencia de la marca.

Ha de ser atractivo para nuestro público objetivo, no será igual un logotipo dirigido a un público infantil que a uno juvenil, por ejemplo.

Permanente

Debe perpetuarse, no podemos cambiar el logotipo cada año ni mucho menos, ya que una vez identifican la marca con el logotipo, cambiarlo sería un grave error. Por esto, basarse en modas o tendencias para diseñarlo también es un error, ya que pondría fecha de caducidad a nuestro logotipo.

No por ello debes dejar de estar actualizado, es decir, no alejarte de la tendencia general pero siempre manteniendo tu imagen personal.

Para todo tipo de medios

La versatilidad es fundamental. Debe ser reproducible a cualquier tamaño, ya que no lo situaremos en un único lugar. Por esto, debe adaptarse a los distintos formatos, ya que aparecerá tanto en smartphones, como ordenadores o papel, entre muchos otros.

Representativo

El diseño ha de ser sencillo y simple para que así sea fácil de recordar, una de las principales características que debe reunir cualquier buen logotipo.

Como dijo el famoso arquitecto Mies van de Rohe, a veces menos es más. Puedes transmitir todo lo que quieres de una forma minimalista pero siempre y cuando vaya de acuerdo a la filosofía de tu empresa. Que además pueda mostrarse en blanco y negro es una buena señal, porque significará que carece de sombras o efectos especiales, es decir, que no es complejo.

Existe la posibilidad de que decidas que tu imagen de marca sea principalmente una tipografía, como puede ser el diseño de uno de nuestros clientes, Tea for Two. En este caso, ha de ser profesional y fácil de leer, nunca con demasiados adornos. Este ejemplo es excelente ya que realiza la tarea de combinar dos tipografías distintas, y las dos representan el carácter de la empresa. Destacamos sobre todo la empleada en el ‘for’, que posee una apariencia vegetal y se muestra en consonancia con los adornos laterales.

En cuanto a los colores, escoge aquellos que tengan relación con tu empresa, pero siempre manteniendo una armonía cromática. Volvemos de nuevo al mismo ejemplo, se trata principalmente de una tienda de infusiones, y el color escogido es el verde, totalmente de acuerdo a la filosofía de la empresa y transmitiendo el carácter natural de sus productos.

 

Sin duda, creatividad y sencillez son los pilares básicos para conseguir un buen logotipo que haga distinta nuestra empresa de la competencia y que nos identifique como marca, algo imprescindible en un mercado tan competitivo.

Comentarios

Si te gusta el blog, o simplemente quieres dejar tu opinión sobre La importancia de un logotipo puedes hacerlo aquí:

ENCUÉNTRANOS

      Facebook
      Twitter
      Google Plus